Your address will show here +12 34 56 78
Abdel-Kader Zaaf

"la historia de un sueño, un sueño con historia"

La etapa 13 del Tour de Francia de 1950, de Perpignan a Nîmes, fue abrasadora. Se registraron temperaturas superiores a 40ºC. A falta de unos 200 km. para meta, Abdel-Kader Zaaf atacó con su compatriota Marcel Molines. 

Zaaf aceptó una botella de un vendimiador que supuestamente contenía vino o alguna otra forma de alcohol. El alcohol combinado con el calor tuvo un efecto inmediato en Zaaf, que comenzó a zigzaguear y tuvo que interrumpir la etapa decidiendo buscar reposo debajo de un árbol donde se durmió de inmediato. Un poco después lo despertaron algunos seguidores para decirle que el pelotón se acercaba rápidamente. 

Abdel-Kader se subió a su bicicleta y aceleró, en dirección opuesta al sentido de carrera. Tuvo la suerte de no chocar con el pelotón. Lo obligaron a bajarse por segunda vez y lo llevaron al hospital. Molines ganó la etapa pero nació la leyenda de Abdel-Kader Zaaf a la que su nieto Riad rinde homenaje con este proyecto.